FOTOGRAFÍA​

Década de los 80

Queremos tu opinión

Esta es la selección que han realizado nuestros colaboradores, pero ¿tienes algo que aportar? puedes hacerlo al final del texto.

LA DÉCADA DOS MIL DIEZ: LA FOTOGRAFÍA Y EL ESPECTACULO

Lista de Victor Carballeira

Paula Fuentes

Jordi Verdes Padrón

Rocio Eslava

Javier Pino

David Ramos

Miguel Barreto

Leandro Betancor

Tomas Rodríguez Suarez

Javier Duran

Jaime Bravo

La fotografía y el espectáculo son dimensiones paralelas, la intersección cautivadora entre la fotografía y las artes escénicas (danza, teatro, circo o danza) se manifiesta como un puente atemporal que capta fugaces momentos de espectáculos vibrantes, ya sea en forma de danza, teatro, circo o música. En este crisol creativo, los ojos y cuerpos de los artistas convergen, y es a través de la mirada perspicaz de los fotógrafos y fotógrafas, que estas dos dimensiones entrelazan sus destinos, ofreciéndonos instantáneas que inmortalizan la esencia misma de la expresión artística.

Compartir el escenario con estos profesionales se erige como un auténtico privilegio, y este artículo se propone como un sentido homenaje a aquellos que, año tras año, trascienden las dimensiones del espacio y el tiempo en las ocho islas Canarias. Este archipiélago, dotado de una rica diversidad cultural, se convierte así en el epicentro de una escena artística en constante efervescencia. Desde diversas disciplinas, los fotógrafos y fotógrafas de las islas nos regalan una muestra valiente y altamente cualificada del espectáculo en directo cultural en canarias, destacando el impacto y la relevancia de este enclave geográfico en el panorama artístico.

Allí están les compañeres, que gracias a esa mirada conectan las dos dimensiones para regalarnos un rayo atemporal que es la fotografía, un instante para compartir la inmediatez desde la respiración del color o el blanco y negro.

La fascinación del autor por la atención y el carácter de los personajes retratados se refleja de manera inequívoca en los retratos expuestos. La artista, al sumergirse en la atmósfera escénica, logra transformar la luz y el aire en imágenes plásticas que trascienden la mera representación visual. Aquí, la fotografía no es solo un acto técnico, sino un arte que encapsula la esencia efímera de la representación.

El fotógrafo de eventos, en su labor, va más allá de la mera captura de momentos. Requiere no solo habilidades técnicas, sino también una comprensión profunda de la dinámica del espectáculo. La anticipación de momentos cruciales y la adaptación a diversas condiciones de iluminación y entorno se convierten en habilidades esenciales. Esta maestría técnica se complementa con un ojo agudo para la composición y la narración visual, elementos esenciales para contar la historia del evento de manera efectiva.

En el ámbito de las artes escénicas, la fotografía no se limita a documentar; se convierte en un medio para crear un registro visual más intenso que la propia realidad. La dramaturgia y la luz se erigen como los personajes principales de estas imágenes, narrando la historia del evento con una intensidad que va más allá de la actuación original, en algún momento ese registro visual se recrea en el imaginario para resaltar y fantasear con el publico que no participo del espectáculo, pero desde la fotografía nos invita a mirar y a ser participes de ese momento desde lo plástico y no desde el directo, este ejercicio de transmisión de lo inmediato en un mundo cada vez mas plástico y visual, donde los registros acerca de los presentes quedan para la eternidad de una nube, disco duro y contadas veces en papel, contamos con discursos ya establecidos y algo herméticos en cuanto a los fines y conductas que provocan este tipo de fotografía, donde en algunos casos se busca la foto y la catarsis del publico y ese festival, teatro, etc.. donde un gran angular refleja el éxito o la mirada intima de lo que ocurre sobre las tablas, buscando una intimidad desde la mirada del artista y del fotógrafo (otro artista).

Esta opinión culmina en una conclusión reflexiva sobre el impacto duradero de la fotografía en eventos. La preservación de momentos clave y la promoción de la cultura y experiencia adquirida son funciones cruciales. En el contexto específico de las islas Canarias, este registro visual no solo documenta la diversidad artística, sino que también contribuye a consolidar la influencia de la región en el ámbito cultural.

En eventos culturales corporativos, la fotografía se convierte en una herramienta estratégica para la promoción, comunicación y preservación de la experiencia. En el caso de conferencias, las imágenes no solo capturan el conocimiento compartido, sino que también reflejan las interacciones entre expertos y profesionales, ampliando la influencia de las empresas en la industria.

Las actividades de team building se ven realzadas por la documentación visual, que fortalece la cohesión y colaboración entre los miembros del equipo. Más allá de ser recuerdos visuales, estas fotografías son herramientas valiosas para recordar la importancia del trabajo en equipo y resaltar la cultura de colaboración de la empresa.

En reuniones corporativas, las fotografías capturan momentos clave de toma de decisiones y comunicación interna. Estos registros no solo son históricos, sino que también sirven para comunicar logros y estrategias, fortaleciendo la transparencia y la cohesión organizacional.

Pero no siempre estamos relacionándonos con el team building, la fotografía al igual que el resto de las escenas, nace en los bares, escuelas de arte, conciertos, colectivos underground o pasando perfiles en INSTAGRAM y sobre todo nace de la pasión por captar el instante, por ese rayo que arroja cada fotografía.

En resumen, la fotografía en eventos va más allá de la mera documentación; se convierte en una poderosa herramienta para la promoción, un archivo temporal de comunicación y preservación de experiencias, dejando un impacto duradero en la empresa y su influencia en la industria. En el contexto específico de las islas Canarias, este matrimonio entre la fotografía y las artes escénicas adquiere una dimensión aún más especial, consolidando la región como un epicentro vibrante de creatividad y expresión artística.

Gracias por el tremendo trabajo que realizan y por todas las instantáneas que nos regalan, aquí va una selección (faltan muchos profesionales) de 10 fotos y 10 profesionales que trabajan y viven en Canarias:

Paula Fuentes
Ángaro
Artista: Laura Álvarez
2019 fiestas de Tejina, San Cristóbal de La Laguna, Tenerife

Jordi Verdes Padrón
Artista: Los Flemáticos
Honky Tonk 30 abril 2010, Santa Cruz de Tenerife

Rocío Eslava
Espectáculo: Corto “UNPACKAGIN CARA B”
Artista: ZIREJA
2019 Tenerife

Javier Pino

Espectáculo: Las Alegrías
Artista: Paula Quintana
2019 teatro Leal, San Cristóbal de La Laguna.

David Ramos

Artista:  Mother in Law
2013 Agüere Cultural, San Cristóbal de La Laguna

Miguel Barreto 

Espectáculo: La muerte de Venus
Artista:  Cía. Daniel Morales
2019 auditorio de Tenerife

Leandro Betancor

Artista: Alba Gil Aceituno
2019 en algún lugar de Gran Canaria

Tomas Rodríguez Suarez,

Artista: CAUSUS
2019 en algún lugar de Tenerife

Javier Duran,

Espectáculo: Arona Summer Fest
2012 Arona

Jaime Bravo,

Artista: Cía. Daniel Abreu
2011 auditorio de Tenerife

Quiero terminar con las palabras de un profesional y su análisis desde este espectáculo.

 

“LENGUAJES… EL CUERPO EN LA COMUNICACIÓN NO VERBAL, COMO MEDIO DE EXPRESION PERSONAL. 

Las Artes del movimiento al alcance de todos” 

[Reflexión en torno a la imagen de una obra de Daniel Abreu]. 

Por Jaime Bravo

 

La imagen trata sobre un trabajo coreográfico libre de expresión corporal, realizado por varias agrupaciones de la tercera edad, dirigidos por el bailarín y coreógrafo nacido en Tenerife, Daniel Abreu, Premio Nacional de Danza 2014, durante el taller de experimentación, incluido dentro del marco de actividades Festival Artes

Movimiento 2011.

El premio nacional de danza invitado a participar dentro del festival de las artes en movimiento, paralelamente realiza este taller, esta actividad, a la presentación de su trabajo en su obra “Animal” incluido dentro del programa de ese año.

En el transcurso de la actividad paralela de Daniel Abreu, señalar un detalle muy significativo, como es el que algunos participantes de la actividad, casualmente, son personas con las que comparto vecindad próxima, madres de amigos de la infancia, que ineludiblemente obligan a una reflexión sobre las relaciones con quienes te rodean y que sin saberlo están participando en un acto que se acontece mientras estoy prestando servicios en Auditorio de Tenerife como fotógrafo oficial, un tipo de evento, en este caso, en un acto de los denominados ‘inclusivos’, y que nos recuerdan las célebres palabras que comenzaron a sonar a comienzos de los 90 de ‘cultura para todos’ y que, tiempo más tarde refiriéndose al Auditorio de Tenerife “Adán Martín”, en‘un edificio para todos’.

El devenir de los días y la velocidad de los acontecimientos nos impiden reflexionar en ocasiones sobre propias experiencias personales o profesionales y en este sentido es muy enriquecedor “re-visionar” el material realizado hace mas de una década y observar las muchísimas posibilidades con las que me encuentro en el momento de tener que seleccionar un solo acto o espectáculo de esta década, en concreto 2010-2019, dada la gran cantidad de actos para distintos entes, Auditorio Tenerife, TEA Tenerife Espacio de las Artes o fuera de estos dos espacios que ocupan gran parte de estos años en mi trabajo, para encargos concretos en calidad de prestación de servicios, cubriendo actos y eventos relacionado con las artes la cultura, sin embargo, al tiempo ha sido sencillo seleccionar esta imagen, ya que representa uno de los aspectos más importantes que me han acontecido durante los años en los que he estado prestando servicios como técnico documentalista fotográfico en actos.

Dentro de la trayectoria como profesional y dada la importancia y la calidad humana de este tipo de iniciativas qué vienen a subrayar que“la cultura es para todos”, más habiendo sido durante todos los 90 y hasta hoy uno de los más acérrimo defensores de la descentralización de actos y eventos culturales desde las grandes ciudades a las periferias y pequeños núcleos urbanos, barrios o pueblos, etc… durante actividades lúdico educativas desarrollada durante varias décadas por distintas zonas periféricas de las ciudades y municipio de la isla de Tenerife, llegando incluso a traspasar del ámbito insular y desarrollando actividades igualmente otras islas, como por ejemplo, en La Gomera concretamente en el municipio de Valle Gran Rey, a través de la empresa de gestión Gesplan del Gobierno de Canarias.

Son estos proyectos inclusivos realizados por artistas concretos los que despiertan mayor interés en relación a los que he intentado realizar desde casi estos

últimos treinta años y entre los que destacaría los realizados, durante esta últimos 10 años, por Laura Marrero Marcelino, “Danza en Comunidad” con colaboradores destacados durante su intensa trayectoria a recordar, como Manuel Castañeda Baute en la pieza de danza en comunidad “Ten un romance con tu vida” de 2017.

La danza y el movimiento, lenguajes junto al no verbal, por los que resulta complicado no sentir debilidad y los que he tenido la suerte de documentar e incluso participar activamente, como en el festival de arte y movimiento, a través de la pieza Coración “Llego y me voy”, de Javier Ferrar, y que llega a desarrollar en el año 2011, en varios espacios diferentes, con aparente improvisación, como la interpretada en ‘El Bulán, restaurante, terraza-local de ambiente nocturno, de la Calle de la Noria de la capital Santa Cruz de Tenerife, (pieza que se puede ver en la grabación del material audiovisual obtenido durante el acto en los canales de YouTube de Auditorio de Tenerife así como en el canal BRAVOFOTOGRAFIA) y en la que además pude participar activamente junto a Paloma Hurtado otra de las grandes artistas de nuestra escena a quien podido ver esta edición, así como en ediciones posteriores con distintas propuestas que no dejan indiferente al espectador.

Es ciertamente difícil decidir qué fotografía te hace no cerrar los ojos aún habiendo pasado varios años desde la obtención y no sabía elegir exactamente cuál de todas ellas, ya que son miles de imágenes, si bien me mueve esta imagen, que quizá, visual o estéticamente no termina de convencer, pero en un intento de dar un paso más allá y haciendo un esfuerzo para poder mirar con cierta perspectiva, es posible encontrar la importancia que realmente subyace en lo que hay fotografiado más allá del documento, la expresión corporal automática y gestual, sin concesiones a la técnica, toda una expresión liberadora.

Un movimiento visual realmente inclusivo bien podría ser ésta la imagen, que quizá mejor haga sentir, por encima de otras de actos culturales, sociales, inauguraciones, presentaciones, conciertos o festivales… y que va más allá de la obtención imágenes espectaculares, aunque éste también sea el objeto del servicio para el que has sido contratado y qué afortunadamente no han sido pocas las oportunidades he podido disfrutar de magníficos conciertos de todas las músicas, ópera, clásica, pop, rock, músicas del mundo, folk, de autor, coral, experimental, en distintos eventos muy señalados, entre otros, cómo el Festival de Música de Canarias, el Festival de Ópera de Tenerife, conciertos de la Orquesta Sinfónica de Tenerife, el festival Canarias Jazz y Más, el Festival de Fado de Canarias, Femuc, etc… pero no solo de música en festivales, también de toda clase y tipo de actos, charlas, conferencias, cursos… y resulta muy grato llegar a la conclusión de que es ésta y no otra, la imagen que he seleccionado para destacar cuál ha sido una de las imágenes más importantes y reveladoras, no solo de estos años, sino de las 3 últimas décadas de relación qué he tenido con la fotografía documental y los actos culturales y artísticos.

Si bien, aunque a priori resulta evidente que esta instantánea no se trata de una imagen impactante y explosiva, llena de artificio visual, que puedan llegar a confundir al espectador con juegos de luces deslumbrantes o acrobacias imposibles, sino que pretende ir más allá de la imagen y traspasar el documento, como mero objeto de almacenamiento, mucho más que el simple recuerdo de un evento o espectáculo, desdoblándose para conseguir el objeto que movió a su creador y por el que fue ideado o concebido en el comienzo.

Si bien, aunque a priori resulta evidente que esta instantánea no se trata de una imagen impactante y explosiva, llena de artificio visual, que puedan llegar a confundir al espectador con juegos de luces deslumbrantes o acrobacias imposibles, sino que pretende ir más allá de la imagen y traspasar el documento, como mero objeto de almacenamiento, mucho más que el simple recuerdo de un evento o espectáculo, desdoblándose para conseguir el objeto que movió a su creador y por el que fue ideado o concebido en el comienzo.

Queremos tu opinión

¿Crees que falta una obra? ¿No estás de acuerdo con la selección? ¿Tienes algo que aportar? ¿Quieres enviarnos tu propia lista?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.